En primer lugar, quisiera aclarar este mal entendido sobre mis declaraciones  en Betevé Radio.

No soy homófobo, no lo he sido, ni lo seré nunca.

Durante la entrevista me preguntaron sobre los gitanos homosexuales. Soy consciente de que me exprese mal. No estuve nada acertado ni supe escoger las palabras correctas, por eso pido disculpas sinceras, en especial a todas aquellas personas del colectivo LGTBI y del conjunto de la sociedad.

En todo momento me estaba refiriendo al colectivo gitano gay, un colectivo que sufre discriminación y rechazo por partida doble, por ser gitanos y por ser su condición sexual. Creo firmemente que hay que trabajar por la plena igualdad, luchando contra el rechazo de nuestra comunidad. Muchos ocultan lo que realmente son y eso es lo que me refería que me da pena y que creo que tenemos que trabajar para mejorar.

Si hablo de esto es porque lo conozco de primera mano. Conozco gitanos que son homosexuales que tienen familias que lo aceptan, pero también con familias que no. En el caso de mi casa y mi familia siempre ha sido abierta para todos, tenga la orientación sexual que tenga.

Seguramente he confundido conceptos, pero he querido hablar de lo que he vivido personalmente. Lo que quiero es ayudar a los gitanos y gitanas que son homosexuales a normalizar su situación dentro de la comunidad y me pongo a disposición del colectivo LGTBI para encontrarnos y poder trabajar en este sentido. Debemos luchar todos juntos contra este rechazo que sufre una parte de mi pueblo. Yo siempre estaré, respetando y ayudando en lo que haga falta.

Soy miembro comprometido del colectivo gitano, uno de los pueblos más perseguidos de la historia. Y precisamente por ser parte de uno de los colectivos más marginados, estoy y estaré siempre al lado de todas las causas que luchan por el respeto y la igualdad. Es por eso que doy todo mi apoyo al colectivo LGTBI, porque creo que deben tener la misma igualdad que merece todo ser humano y lo mismo que quiero para mi pueblo

Desde ayer estoy recibiendo amenazas, mensajes diciéndome que vaya de Cataluña, peticiones de boicot a mi grupo musical e insultos muy graves. Me duele enormemente esta situación porque creo firmemente en la igualdad y el respeto por encima de todo y porque soy consciente de que el uso de algunas expresiones no fue nada adecuado. No me expresé bien. No supe explicar lo que quería. Reitero mis disculpas.

Asimismo, por el respeto que tengo a ERC, a Ernest Maragall y los ciudadanos y ciudadanas de Barcelona, ​​entiendo las consecuencias de mis declaraciones desafortunadas y mi salida de la lista electoral.

Me pongo a disposición del colectivo LGTBI para aprender más sobre la situación injusta que sufre. Quiero formar parte del combate contra las injusticias y discriminaciones que existen en nuestra sociedad. Quiero rehacer lo que he hecho mal y por eso mi disposición es total y quiero aprender a saber hacer pedagogía.

Muchas Gracias

Sicus Carbonell